Sanciones por pitada en la Copa del Rey


Ocurrió hace una semana. En Barcelona el F.C Barcelona y el Athletic de Bilbao se jugaban la Copa del Rey. Y entonces ocurrió lo que todo el mundo predecía. Según llegó Felipe VI al Palco de Honor, con varias autoridades entre ellas, el Presidente catalán Artur Mas y el vasco Inigo Urkullu, se produjo una enorme pitada por parte de los más de 70.000 aficionados.

Previamente grupos independentistas ya habían repartido silbatos a todo el mundo. Es decir, la pitada se hizo con saña y premeditación.

El Comité Antiviolencia estudia las sanciones que le podrían acarrear tanto al F.C. Barcelona y al Athletic de Bilbao ya que se considera como una falta de respeto -y lo es- alentar a proferir gritos y silbidos contra el Monarca y contra el Himno Nacional, que es cuando lo realizaron. El país ya tiene bastante problemas, como para arengar más.

Previous El dinero es miedoso
Next El principio del fin del PP

No Comment

Leave a reply