Israel-Palestina: esa guerra interminable


Resulta por lo menos, sorprendente, que Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y muchos otros países occidentales condenen a Israel en su salvajada contra Hamas en Gaza. Me resulta sorprendente porque, ellos, esos países y otros muchos, llevan años instigando a Israel a que acabe con Hamas o, al menos, lo limpie. Eso no lo digo yo, viene incluso en los documentos de Wikileaks.

Lo que Netanyahu está haciendo es incalificable. No existe un epíteto en la masacre que está realizando hacia centenares de inocentes palestinos.

Ahora bien. Él no busca castigar a la población civil. Lo que quiere es golpear a Hamas y dejarla en su mínima expresión. Por eso, cada cierto tiempo, entra el ejército israelí en Gaza y golpea a discreción.

Al final, en el Islam hay una guerra; pero es una guerra entre ellos. Se trata de una guerra entre los islamistas de Hamas, la Yihad islámica, los Hermanos Musulmanes, Hezbola, Al Qaeda y muchas otras facciones extremistas, y los que son menos islamistas y menos ortodoxos.

¿Qué quiere Hamas y sus socios, fundamentalmente los Hermanos Musulmanes?. Crear el famoso Califato, una gran potencia religiosa. No hay que olvidar que el último gran Califato desapareció en la Primera Guerra Mundial con el Imperio Otomano.

Ellos buscan un golpe que les permita tener el poder en el Islam.

Pero hay otra guerra. La de Hamas contra la Autoridad Palestina. Los extremistas no están dispuestos a que el Presidente Palestino Mahmud Abás negocie la paz con Israel. Eso Hamas nunca lo va a aceptar. Pero a Israel le trae sin cuidado.

Netanyahu quisiera aniquilar a Hamas pero eso es impensable porque significaría masacrar a Palestina y media además de que tendría enemigos mayores como Qatar o Turquía, que es donde parte los emolumentos para este grupo terrorista.

Podría asesinar a los líderes de este grupo terrorista como ya hizo hace años con el líder espiritual, el Jeque Ahmed Yasin y su operador político Ábdel Aziz ar-Rantisi. Pero lo único que conseguiría con ello es que salieran varían cabezas y nuevos liderazgos. Eso fue lo que ocurrió cuando asesinó a los antiguos líderes de Hamas.

Ahora bien, si en el camino el Ejercito Hebreo tiene que aniquilar a parte de la población palestina para golpear a Hamas, no lo va a dudar. De hecho es lo que están haciendo. Y eso, es lo inaceptable.

¿Cuánto puede durar esta guerra?. Es limitada. Siempre, las incursiones son limitadas. No hay victoria porque eso implicaría acabar con Hamas y eso es inviable.

Lo malo de todas estas macropolíticas y sus macrointereses es que, quien lo paga es el inocente pueblo palestino.

Previous Todos dicen "no", menos Artur Mas
Next Don Felipe, Rey; Don Juan Carlos, Rey

No Comment

Leave a reply