Empleo en España, empleo en México


Las últimas cifras del desempleo en España revelan que el paro ha descendido en los últimos meses.

La Encuesta de Población Activa dice que el desempleo ha disminuido al 25% aproximadamente. No es una cifra menor, teniendo en cuenta que hace dos años en España se superaba la escandalosa cantidad de 6 millones de personas sin trabajo, es decir, un 27%.

Se trata de muchas personas desempleadas. Tantas personas sin trabajo como para que, cualquier chispa podría haber provocado una revuelta social.

De hecho, hubo conatos. En Madrid, en Barcelona o en Gamonal, en Burgos, muchos vecinos salieron a las calles en los últimos meses protestando de una manera muy encendida.

Es cierto que este descenso ayuda. Sin embargo, no hay que olvidar que la mayoría de los puestos de trabajo que se han creado, son estacionales. Son trabajos que corresponden a los meses de verano y Semana Santa. De esta manera, la mayor parte de las contrataciones son temporales. Una vez que concluye el verano, la cifra podría volver a dispararse.

Pero es que además hay que pensar en la precariedad laboral. Muchos salarios en España son ínfimos. El 20% de la población que trabaja gana menos del salario mínimo ínter profesional. Incluso muchos reciben sueldos de 300 euros, unos 330 dólares mensuales. Se trata de una indecencia pero con eso tienen que vivir.

Si comparamos la situación del desempleo en España con la de México, no hay color entre un país y otro. Es verdad que en México hay un déficit laboral pero la diferencia estriba en que en México no se destruyan tantos puestos de trabajo como en España. En la Península Ibérica se han llegado a perder más de 10.000 empleo diarios hace tan sólo dos años.

El problema en México es que no crea el empleo suficiente. Necesita que broten 800.000 puestos de trabajo cada año y su economía no crezca al ritmo del empleo. Para crear esos puestos de trabajo es necesario que la economía aumente en torno al 5%.

Sin embargo, con las reformas del Presidente Peña y las políticas de empleo del Secretario de Empleo, Alfonso Navarrete -priorizando en un empleo de calidad en lugar de la precarización-, en un tiempo prudencial, México retomará una senda de empleo en la buena dirección.

Hace un par de semanas, el Secretario Navarrete estuvo en España participando en unas jornadas sobre empleo. Al final, su homóloga, Fatima Bañez reconoció el modelo a copiar, las políticas que está implantando el Presidente Peña y su Secretario Navarrete.

España tiene que mirarse menos el ombligo y más hacia América Latina. México es un ejemplo de muchos rubros, no debemos olvidarlo.

Previous Primeros síntomas de recuperación de empleo.
Next El ébola: ya se encuentra en España

No Comment

Leave a reply