El nuevo mapa político


A pesar de que se auguraba un golpe serio al Partido Popular en la elecciones autonómicas y municipales, nadie podría imaginarse que ese golpe fuera de tal calibre. Cinco millones de personas que votaban al Partido Popular, le han castigado sin votarle.

Pero el Partido Socialista tampoco se ha quedado corto. A pesar de que remonta algo, respecto a las encuestas, pierde 2 millones de votos. Sin embargo gobernará la mayoría de las Comunidades Autónomas y municipios gracias a los pactos.

Podemos, un partido de corte radical de izquierdas, se convierte en la auténtica fuerza bisagra. Tanto el Partido Socialista como Podemos se necesitarán mutuamente para poder gobernar municipios tan importantes como Madrid, que después de más de 20 años de gobiernos conservadores pasará ahora a manos de la extrema izquierda de Podemos.

Ciudadanos se configura como cuarta fuerza política y también bisagra para poder pactar con el Partido Popular. Este partido de centro nace con fuerza en España aunque ya se había estrenado en Cataluña. Aún así, Ciudadanos no ha obtenido los resultados que esperaba.

Finalmente la ciudadanía española ha castigado al Partido Popular tras los casos de corrupción que se han vivido en España un día sí y otro también, la idea de impunidad que tiene la clase política y un desempleo masivo que, en ocasiones ha llegado a superar el 26% de la población activa.

Aunque estas elecciones son autonómicas y municipales perfectamente son el termómetro de lo que puede ocurrir el próximo mes de Noviembre en las elecciones generales donde Mariano Rajoy podría perder la Presidencia del Gobierno para dar paso a un Ejecutivo de izquierdas.

Previous Elecciones municipales y autonómicas
Next Cambio radical en la política española

No Comment

Leave a reply